Cómo prevenir las lesiones de los corredores de montaña

Las lesiones son la peor pesadilla de cualquier deportista. En el caso de los corredores de montaña, las especiales condiciones del terreno les exponen a un mayor riesgo de sufrir un daño. Pueden ser lesiones leves o, por el contrario, de mayor envergadura, pero, en cualquiera de los casos, suponen una pérdida de tiempo y entrenamiento al corredor, que se ve frustrado al no poder realizar lo que más le gusta. La clave está en la prevención. Difícilmente podremos esquivar todos los accidentes, pero sí adoptar algunas precauciones que nos lleven a sufrir los menores daños posibles. En Fisioterápia Llorens (en La Safor) expertos en fisioterapia, puede darte una serie de consejos para prevenir estas lesiones: 

 

Regla núm. 1: escuchar a nuestro cuerpo. Si un día te sientes mal, mareado, no salgas a correr. Las probabilidades de sufrir un daño, si no te encuentras bien, son muchas. Si sientes dolor o molestias en la espalda, las piernas u otra parte de tu cuerpo, no fuerces y acude al fisioterapeuta, a que te revise. 

 

Regla núm. 2: los tratamientos de rehabilitación para las lesiones hay que seguirlos hasta el final y más allá. Es decir, no abandones unos ejercicios que te haya mandado hacer el médico porque ya te sientas bien, ya que la lesión puede aparecer al cabo de unas semanas. 

 

Regla núm. 3: móntate un pequeño gimnasio en casa y entrena un par de veces por semana. Así, estarás más preparado cuando salgas a la montaña.

 

Regla núm. 4: realizar ejercicios para tonificar la musculatura; los músculos fuertes son resistentes a las lesiones.

 

Regla núm. 5: hacer calentamiento previo siempre, lo que incluye realizar unos buenos estiramientos.

 

Regla núm. 6: después del esfuerzo, toca relajar músculos.

 

Regla núm. 7: date masajes una vez a la semana.

 

Regal núm. 8: Utilizar la ropa y sobre todo el calzado adecuado para esta actividad.

 

Regla núm. 9: No descuidar la hidratación durante la fase preparatoria y en la prueba misma.

 

Con estas reglas y los consejos de tu fisioterapeuta profesional, evitarás lesiones y encontrarás alivio a tus problemas musculares.